ALIF, TLIF, L-TLIF, PLIF, DLIF, OLIF y X-LIF

TLIF: esquema

Documento en versión PDF aquí.

Consiste en variaciones técnicas para realizar una fijación intervertebral (artrodesis intervertebral),  en la cual colocamos un espaciador entre dos o más vértebra. Esto permite aumentar la superficie de fusión ósea, dar mayor firmeza al segmento que se desea fusionar, corregir ciertos ángulos de la columna y descomprimir indirectamente las raíces nerviosas al levantar el canal por donde pasan (forámina). Este espaciador se denomina caja (cage o mesh) y los hay de diversas formas, tamaños y materiales. Los más usados son el PEEK (Polieter eter ketona) y el titanio. Existen también espaciadores diseñados para reemplazar uno o más cuerpos vertebrales.

Esta caja se puede colocar por vía posterior directa (PLIF), posterior oblicua -transforaminal- (TLIF y L-TLIF), anterior directa(ALIF) o anterolateral (X-LIF, D-LIF O-LIF), pero en todos los casos cumple la misma labor. Se puede realizar por técnica abierta o mínimamente invasiva.

La decisión de la vía de acceso quirúrgico y del tipo de caja depende muchos factores, como las condiciones de cada caso individual (anatómicas,  tipo de enfermedad a tratar, entre otras), y de las preferencias y/o experiencia de su equipo quirúrgico.

TLIF / L-TLIF: Cage en el espacio discal

Procedimiento

PLIF, TLIF y L-TLIF:

L-TLIF: se ven los tornillos y la barra, el espacio discal vacío, donde se colocará el implante.

Los tres corresponden a variaciones técnicas para la fusión intervertebral lumbar realizada desde la parte posterior de la espalda. El TLIF o fusión lumbar intervertebral transforaminal es una técnica desarrollada hacia los años `90, destinada a lograr una fusión de dos vértebras mediante el retiro del disco intervertebral y su reemplazo por un espciador sintético que puede ser de titanio o de un polímero, relleno con hueso, para obtener la fusión de ambas vértebras. Este procedimiento, a diferencia del ALIF, que se hace a través del abdomen, se hace a través de una incisión por la espalda. En estas técnicas, se accede desde la parte posterior de la columna lumbar,  se retira parte o la totalidad de la lámina (porción posterior de la vértebra), se desplaza la raíz nerviosa y se reseca el disco intervertebral, dejando sólo los bordes del disco, luego se coloca injerto óseo y el espaciador (cage, mesh), que usualmente también se rellena de injerto. Con el tiempo, el hueso crecerá a través de la caja dando soporte adicional. Puedes ver el video de la técnica TLIF en los siguientes enlaces: https://www.spine-health.com/video/transforaminal-lumbar-interbody-fusion-tlif-video

https://www.spine-health.com/video/posterior-lumbar-interbody-fusion-plif-video,

https://www.spine-health.com/video/lumbar-degenerative-disc-disease-video,

 

ALIF (Anterior Lumbar Interbody Fusion):

Mesh de Harms: cilindro de titanio.
ALIF: vista del acceso quirúrgico. Al fondo se ven los espaciadores (cages).

Esta técnica consiste en colocar un espaciador entre dos vértebras por un acceso quirúrgico anterior. Puedes ver el video demostrativo en la siguiente url: http://www.spine-health.com/video/alif-anterior-lumbar-interbody-fusion-video.

El DLIF realiza el mismo procedimiento pero por vía lateral, y el O-LIF lo hace por un acceso oblicuo. Dependiendo de cada caso en particular, pueden ir acompañadas de una artrodesis instrumentada posterior (procedimiento denominado “Fusión en 360º). Estas técnicas permiten colocar un espaciador de mucho mayor tamaño entre las vértebras lo que otorga una muy buena estabilización del segmento, descompresión indirecta de las raíces nerviosas y corrección de desbalances. Otra de las ventajas de estas técnicas es que no comprometen la musculatura posterior de la columna.

 

ALIF: radiografía lateral del mismo paciente.

Cabe mencionar que cuando se requiere reemplazar un cuerpo vertebral, usualmente se usa una vía de abordaje anterior o lateral, como si se tratara de un ALIF, un DLIF o un OLIF.

Consecuencias seguras

Durante la operación existe una pérdida de sangre que es variable y  que puede requerir transfusión, el uso de una máquina que se llama cell-saver, la cual se usa para recuperar parte de la sangre perdida durante la cirugía; o la combinación de distintas técnicas que permitan ahorrar la pérdida de sangre.

La intervención requiere la separación de músculos, el retiro de diferentes estructuras ligamentosas o discales y de superficies o elementos óseos, esto produce dolor variable en la zona operada que  mejora con el tiempo.

Por definición, una artrodesis implica la pérdida definitiva de la movilidad del o los segmentos incluidos en la misma.

Tras la cirugía es necesario reposar por algunos días, aunque se recomienda levantarse precozmente.

En algunos casos es necesario utilizar una órtesis para proteger la instrumentación y lograr fusión.

Está absolutamente prohibido fumar desde al menos 3 semanas antes de la cirugía y posterior a ella por una año porque existen componentes en el tabaco que impiden la consolidación ósea.

La intervención precisa de anestesia, cuyo tipo y modalidad serán valoradas por el Servicio de Anestesia y Reanimación correspondiente.

En algunos casos se utiliza neuromonitorización, lo que será descrito en el anexo correspondiente.

 

Síntesis

Radiografía lateral: artrodesis instrumentada L3 hasta ilion. En el espacio L5/S1 se ven los mesh de Harms.

Nombres

TLIF: Transforaminal Lumbar Interbody Fusion

PLIF: Posterior Lumbar Interbody Fusion

L-TLIF: Lateral Transforaminal Lumbar Interbody Fusion

ALIF: Anterior Lumbar Interbody Fusion

DLIF: Direct Lateral Interbody Fusion

OLIF: Oblique Lumbar Interbody Fusion

En todos los casos, se trata de un procedimiento en el que se retira el disco intervertebral por completo, rellena ese espacio con algún tipo de implante e injerto óseo, y usualmente se añade una instrumentación posterior de las vértebras mediante un sistema de tornillos y barras. La diferencia entre una y otra técnica radica principalmente en la vía de acceso al disco intervertebral.

¿Es cirugía abierta?

Sí, aunque el tamaño de la incisión puede variar mucho.

¿Requiere hospitalización?

Sí.

¿Cuánto dura el procedimiento?

Aproximadamente 90 a 120 minutos. Pero dependiendo del número de segmentos a intervenir, y de las condiciones individuales, la duración de la cirugía puede variar ampliamente.

¿Puedo levantarme el mismo día?

Habitualmente se indica levantarse al día siguiente de la cirugía, aunque cada caso debe ser evaluado en forma individual por su médico tratante. 

¿Cuántos días de hospitalización requiere?

Depende de cada caso individual. Usualmente 4 o 5 días.

¿Cuándo puedo volver al trabajo?

Usualmente alrededor de 6 a 12 semanas después del procedimiento.

¿Cuándo puedo volver a hacer deportes?

El retorno a la actividad deportiva, así como el tipo de deporte y otros detalles deben ser analizados en forma individual para cada paciente.

¿Es con anestesia general?

Sí, se usa anestesia general.